Bienvenidos a Semanario Analisis Digital
puntos
17/02/2017 -  tiempo  1' 41" - 511 Visitas Ajuste en Ciencia y Tecnología El Conicet aprobó el 50 por ciento menos de ingresos en 2017 y los despedidos siguen a la espera
Click para Ampliar
El medio millar de despedidos sigue en pie de lucha ante la política de ajuste de Cambiemos.
El recorte en el área de Ciencia y Tecnología sigue haciéndose sentir en el Conicet. Para este 2017 se aprobó el 50 por ciento menos de ingresos de lo que pasó en 2015 y el medio millar de despedidos siguen aguardando por su reincorporación en plan de lucha. El ajuste recae, principalmente, sobre las áreas sociales y de humanidades. El desfinanciamiento a la investigación social y humanitaria forma parte central de la política del gobierno de Mauricio Macri. "Éste es un momento de crisis y hay que aprovecharlo para introducir los cambios que ya se veían necesarios", dijo el titular de la cartera, Lino Barañao. Para este año, el Conicet aprobó 450 vacantes, alrededor de la mitad de lo que se ofrecía hasta 2015. El 50 por cientpo se asignará a "temas estratégicos y tecnologías" y el otro 50 por ciento a las grandes áreas de "ciencias básicas". Esto recae especialmente sobre las áreas ciencias sociales y humanidades, las cuales se verán afectadas negativamente.

El ministro de Ciencia y Técnica, Lino Barañao, dio a conocer estas precisiones durante una reunión de prensa ayer al mediodía, en la que estuvieron presentes otros funcionarios. Para el ministro, "éste es un momento de crisis y hay que aprovecharlo para introducir los cambios que ya se veían necesarios".

Recorte en el Conicet

En la reunión de ayer se confirmó que hasta el 31 de diciembre seguirá el "proceso de transición" para resolver la situación de los más de 500 investigadores evaluados y recomendados para el Ingreso a Carrera de Investigador (CIC) que fueron dejados afuera arbitrariamente.

Las organizaciones de becarios manifestaron su desacuerdo con esta solución porque resta recursos humanos a la investigación. Tampoco están de acuerdo con el ajuste que significa incorporar menos cantidad de becarios e investigadores y bajar el presupuesto para ciencia.

Anteayer se concentraron nuevamente en el Polo Científico de CABA para manifestar su rechazo a estas medidas.

"Por un lado, achicar la planta del Conicet es obstruir el avance de líneas de investigación ya en marcha. Por el otro, es inviable: los demás organismos del sistema no pueden absorber a los becarios. En las universidades nacionales, por ejemplo, se sabe que hay más trabajadores precarizados, en negro, que en la planta estable. Lo mismo pasa en otros ámbitos", denunció Lucila D’Urso, de Jóvenes Científicos Precarizados.
Enviar Imprimir
ULTIMA EDICIÓN
Destacadas
Deportes
Servicios
Envianos
tu noticia
Las mas leídas
Analisis Digital | Director | Denuncias | Contáctenos |  Pagina de Inicio |  Agregar a Favoritos |