Bienvenidos a Semanario Analisis Digital
puntos
20/03/2017 -  tiempo  4' 18" - 540 Visitas Reiteró su reclamo para “terminar con la matriz de corrupción” Martínez Garbino: “Con el gatopardismo que ha caracterizado al justicialismo, Entre Ríos no tiene destino”
Click para Ampliar
“La única manera de cambiar el destino y la proyección de esta provincia es cambiando esta matriz de corrupción", dijo Martínez Garbino.
El dirigente de Gualeguaychú, Emilio Martínez Garbino, reconoció que ve “con preocupación” la actualidad nacional y provincial donde “las expectativas que ha tenido la sociedad en los últimos tiempos no son satisfechas por el actual gobierno, y todavía hay un resabio de sectores muy ultra que procuran por todos los medios poner palos en la rueda y que la Argentina sigue resolviéndose en una polarización”. En ese marco, dijo que el Frente Renovador “está trabajando sobre la necesidad que tiene Argentina de salir del pozo” y analizó que “las elecciones de 2017 son la antesala de las elecciones de 2019 que es donde se disputa el meollo del poder y las funciones más elementales de un gobierno, y ahí hay que estar presente y deben ser convocados dirigentes y sectores que han sido marginados de la política en Entre Ríos”. “Lo que tenemos que romper en la provincia es una matriz de corrupción que ha anidado, a través de cinco o seis familias políticas que han gobernado y que han distorsionado el sentido del peronismo, y que en función de decirse defensores de los marginados y de los empobrecidos, han acumulado poder político y económico, lo cual ha sido nefasto para Entre Ríos”, afirmó. “La única manera de cambiar el destino y la proyección de esta provincia es terminar la matriz de corrupción que gobierna a Entre Ríos, y ese cambio se logra a través del voto. Pero haciendo ese gatopardimo con que se ha caracterizado el justicialismo en los últimos años, Entre Ríos no tiene destino”, sentenció.
En declaraciones realizadas al programa A Quien Corresponda (Radio De la Plaza) Martínez Garbino dijo que mira la realidad provincial y nacional “con preocupación” y analizó que “las expectativas que ha tenido la sociedad en los últimos tiempos no son satisfechas por el actual gobierno, y todavía hay un resabio de sectores muy ultra que procuran por todos los medios poner palos en la rueda y la Argentina sigue resolviéndose en una polarización”. “Pretender hacer política con el fantasma del pasado por un lado, o porque esto es un gobierno liberal y para los ricos, por otro, me parece que es un maltrato que se le hace a la sociedad”, afirmó.

Sostuvo que “es necesario terminar con la mirada de las cosas como si fueran un Boca – River porque la franja del medio es una franja muy ancha”, y señaló que “en las reuniones que hemos hecho en la provincia con distintos sectores que convergen en el Frente Renovador se plantea la necesidad de acuerdos, con otros sectores políticos e incluso empresariales o sindicales, para poder generar una alternativa que salga de todo esto. Porque Entre Ríos no escapa a esta lógica perversa que en los últimos tiempos nos ha dominado en los últimos tiempos en Argentina”.

Consultado por la figura del ex gobernador Jorge Busti, Martínez Garbino se remitió a las declaraciones que realizó el ex mandatario la semana pasada en las que “insinúa que ha tomado un distanciamiento del Frente Renovador, de (Sergio) Massa” y explicó: “Esta dinámica del proceso político es tan dinámica y tan cambiante que no me extraña”.

En cuanto al posicionamiento del Frente Renovador para el futuro, dijo que “se está trabajando sobre la necesidad que tiene Argentina de salir del pozo, e institucionalmente hoy hay otras vivencias: no hay un ahogo y hay mayor posibilidad para todos los que quieran opinar cuando se viene de un largo proceso donde se intentaba imponer el pensamiento único. No queremos caer en los extremos, queremos ir por el medio y hay mucho para avanzar en ese sentido”.

“El Frente Renovador en Entre Ríos se ha reunido en varios lugares el año pasado, esta previsto un nuevo encuentro próximamente pero sabemos que con esto no alcanza. Las elecciones de 2017 son la antesala de las elecciones de 2019 que es donde se disputa el meollo del poder y las funciones más elementales de un gobierno, y ahí hay que estar presente y ahí deben ser convocados dirigentes y sectores que han sido marginados de la política en Entre Ríos”, reflexionó.

Respecto de los procesos de juicio político que se realizaron contra los vocales del Superior Tribunal de Justicia (STJ), Carlos Chiara Díaz y Claudia Mizawak, Martínez Garbino consideró que “más allá de la suerte dispar que tuvieron han servido pero no alcanzan, porque lo que tenemos que romper en la provincia es una matriz de corrupción que ha anidado, a través de cinco o seis familias políticas que han gobernador y que han distorsionado el sentido fundamentalmente del peronismo, y que en función de decirse defensores de los marginados y de los empobrecidos, han acumulado poder político y económico y eso ha sido nefasto para Entre Ríos”. “La única manera de cambiar el destino y la proyección de esta provincia es cambiando esta matriz. Por eso el 2017 debe leerse en clave de 2019 y ahí están convocados todos los entrerrianos de buena voluntad, de honestidad intelectual, no importa donde hayan estado y donde estén”, razonó.

Afirmó que “quien reemplazó a Chiara Díaz es porque tuvieron que consensuar, buscar con algún sector de la oposición el acuerdo del reemplazante porque ya no podían poner a alguien de su riñón, como lo venían haciendo, porque la situación política de la provincia no lo habilitaba”.

“No sé si al interior de la Justicia lo toman como un acto de disciplinamiento, pero sí me parece que hubo algunas pequeñas voces de jueces y fiscales que empiezan a independizarse, aunque desearía que lo hicieran con más velocidad y más fuerza, porque hay causas que duermen el sueño de los justos como la del ex gobernador y su familia, la cual tiene elementos de sobra. También fue vergonzoso lo que salió en los medios sobre el diputado (José) Allende, negociando la posibilidad de un acuerdo judicial que en el fondo parte del reconocimiento de que los hechos existieron, que el enriquecimiento se produjo”, analizó.

“La única manera de cambiar esto es terminar la matriz de corrupción que gobierna la provincia de Entre Ríos, y ese cambio se logra a través del voto. Pero haciendo ese gatopardimo con que se ha caracterizado el justicialismo en los últimos años, Entre Ríos no tiene destino”, concluyó.
Enviar Imprimir
ULTIMA EDICIÓN
Destacadas
Deportes
Servicios
Envianos
tu noticia
Las mas leídas
Analisis Digital | Director | Denuncias | Contáctenos |  Pagina de Inicio |  Agregar a Favoritos |