Bienvenidos a Semanario Analisis Digital
puntos
20/03/2017 -  tiempo  3' 33" - 545 Visitas Está previsto que el juicio comience en mayo Víctima de Ilarraz pide “castigo para los culpables y para la Iglesia cómplice”
Click para Ampliar
La defensa del cura insiste con la prescripción.
“Pido castigo para los culpables y también para aquellos que los dejan seguir actuando, imponiendo silencios con amenazas, sembrando miedo, confusión y vergüenza con la complicidad de algunos miembros la Iglesia", dijo una de las víctimas de abuso del cura Justo José Ilarraz, cuyo juicio tiene fecha estimativa de inicio en mayo tras varios años de demora por las trabas legales de sus abogados defensores. La víctima, que tiene 41 años y prefirió mantener su nombre en reserva, afirmó que el hecho de que pronto llegará a juicio "la causa emblemática y disparadora de abusos cometidos en una casa de formación para el ministerio sacerdotal", le da esperanza. "Es una sensación de arribo a una paz y tranquilidad, del final de un largo camino cargado de temores y vergüenza. Y me refiero a esto por la educación que uno recibió, un fuerte sentido de pertenencia a la religión católica que uno practica, y dentro de la que te suceden estos actos aberrantes", apuntó.

El juicio oral contra Ilarraz, acusado de abusar sexualmente de al menos medio centenar de niños de entre 10 y 14 años en el Seminario Arquidiocesano de Paraná entre 1984 y 1992, contará con las declaraciones de "al menos 60 testigos ofrecidos por las partes", contó la abogada querellante Rosario Romero.

"La fecha estimada de comienzo de juicio oral es en mayo, dado que los testigos ofrecidos por las partes son más de 60 y hay varios días de audiencia, además de que intervienen camaristas de varios puntos de la provincia", contó Romero, quien representa a cinco víctimas.

Respecto del proceso, la abogada indicó que "la causa ahora está en la etapa de admisión de pruebas y testigos por parte del tribunal" y adelantó que la querella no pedirá "nuevos testigos".

"Lo que sí vamos a pedir es que vengan testigos que ya declararon, y que lo hagan en forma oral. Tiene mucho valor la etapa oral porque hay más espontaneidad en la persona. Y pedimos que se lean las declaraciones de (Estanislao Esteban) Karlic, (Mario) Maulión y (Alberto) Puiggari", por lo que ninguno de los tres arzobispos declarará en forma oral en el juicio.

La letrada expresó además su "preocupación" por el nuevo pedido de prescripción de la acción penal de la defensa de Ilarraz, esta vez ante la Corte Suprema de Justicia dela Nación (CSJN): "La defensa del cura ya planteó en cuatro oportunidades la prescripción, y todas las veces fue rechazada. Pero ahora llevaron el pedido a la CSJN, que esperamos que resuelva nuevamente en esa dirección", dijo.
"De todos modos, no es necesario que la Corte se expida para que el juicio empiece. Desde la parte querellante tenemos la convicción de que los hechos están acreditados y que habrá condena", completó Romero.

El tribunal estará conformado por la vocal del Tribunal de Juicios y Apelaciones de Gualeguaychú, Alicia Cristina Vivian; el vocal del Tribunal de Juicios y Apelaciones de Concordia, Edwin Ives Leonardo Bastian, y el vocal del Tribunal de Juicios de Gualeguay, Darío Ernesto Crespo.

La causa contra el cura Ilarraz se inició en septiembre de 2012 a raíz de investigaciones del semanario ANÁLISIS y estuvo a cargo del juez Alejandro Grippo hasta noviembre de 2014, cuando pasó a la jueza Susana María Paola Firpo, que luego fue designada transitoriamente en otro juzgado y en su lugar quedó el juez de Transición N° 2 Pablo Zoff, quien dictó la elevación a juicio oral a mediados del año pasado.

La causa, caratulada como "promoción a la corrupción de menores agravada", sufrió una serie de demoras por las trabas legales introducidas por los abogados defensores del religioso.

Recientemente, un ex seminarista declaró en sede judicial que el arzobispo de Paraná, Juan Puiggari, le ofreció 500.000 pesos a uno de los denunciantes para que no continuara con la acción, pero esa versión fue desmentida por la curia local.

Una carta del Vaticano llegada recientemente a los tribunales locales, revela una confesión del presbítero Ilarraz realizada en 1997 ante el Tribunal Eclesiástico de la santa sede, donde reconoce los abusos y dice "estar arrepentido".

Ante el Vaticano, Ilarraz se hizo cargo de los abusos a seminaristas y confesó haber tenido "relaciones amorosas y abusivas" con menores internados en el Seminario, según voceros tribunalicios.

Así, a más de 30 años de los abusos y de haber estado alejado durante décadas de su ciudad de origen, Ilarraz volverá a pasillear próximamente los tribunales de Paraná.

Fuente: Télam
Enviar Imprimir
ULTIMA EDICIÓN
Destacadas
Deportes
Servicios
Envianos
tu noticia
Las mas leídas
Analisis Digital | Director | Denuncias | Contáctenos |  Pagina de Inicio |  Agregar a Favoritos |