Bienvenidos a Semanario Analisis Digital
puntos
19/05/2017 -  tiempo  3' 37" - 1171 Visitas Un joven recién recibido Malestar en Concordia por la posible designación de un sobrino de Smaldone como secretario de un juzgado
Click para Ampliar
Suena un sobrino del vocal del STJ como secretario de un juzgado.
El rumor fue tomado como una verdad absoluta, aunque no hubiera ningún papel que lo respaldase. Fue tan así que se convirtió en tema de discusión en el seno de la comisión directiva del Colegio de Abogados, donde algunos profesionales de las nuevas camadas no disimularon su indignación y pidieron que la entidad no se quedara de brazos cruzados e hiciera lo imposible por impedir la maniobra. Al menos tres letrados consultados coincidieron en todos y cada uno de los detalles de la compleja movida urdida para cubrir varias vacantes en cadena, cuyo último casillero consistía en la designación como secretario del Juzgado de Familia Nº 2 de un jovencísimo profesional, cuya trayectoria es tan breve como desconocida. "No está en discusión si es o no un buen muchacho. Nadie conoce su actuación porque hace poco que se recibió. Tampoco está en el ánimo de nadie juzgarlo como persona. Ese no es el punto. Lo que indigna es que se lo quiere meter en el Poder Judicial porque es familiar directo de un juez del Superior Tribunal de Justicia (STJ) ¿Cuándo se van a terminar los acomodos por ADN o por vínculos políticos que tanto mal le hacen a la credibilidad de la Justicia?", se preguntó una de las fuentes que accedió a hablar sobre el asunto.

Los corrimientos a los que alude la versión se originan al quedar vacante el Juzgado Civil y Comercial 4 de Concordia, ya que su actual titular, Estela Méndez Castells, integrará la Sala 2 de la Cámara Civil, sitial al que accede tras haber ganado el correspondiente concurso.

Para sorpresa de muchos, el candidato para reemplazar a Méndez Castells en el Civil 4 es Rodolfo Jáuregui, hasta el presente juez de Familia 2 de Concordia. En el lugar que dejaría libre Jáuregui, asumiría a su vez Diego Ponce, un profesional reconocido, que hace años que se viene desempeñando como defensor, y que, de confirmarse estos corrimientos, se convertiría en juez de Familia.

La Defensoría que dejaría vacante Ponce sería ocupada por Hugo Darío Andrioli Jaurena, hoy por hoy secretario de Jáuregui en el Juzgado de Familia.Y, finalmente, para cubrir la vacante que ocasiona el ascenso de Andrioli Jaurena, haría su ingreso al Poder Judicial como secretario el joven sin otros antecedentes que sus relaciones de familia.

"No queremos hacer hincapié en su nombre. Él joven no tiene la culpa. Suficiente con decir que lo postulan por ser familiar directo del vocal de la Sala Civil y Comercial del STJ, Juan Ramón Smaldone, y también de un ex socio del estudio jurídico de un ex gobernador", explicó una de las fuentes consultadas.

El apellido Smaldone alcanzó especial gravitación en los últimos años cuando a Guillermo, hijo del juez, el ex gobernador Sergio Urribarri lo designó al frente del Tribunal de Cuentas, sin que mediara un concurso como lo estipula la Constitución de Entre Ríos, reformada en 2008. Esta vez, sería un sobrino del magistrado y, por ende, primo de Guillermo, el beneficiado con el cargo en el Juzgado de Familia N° 2.

La maniobra descripta por la versión está lejos de ser la primera en su tipo. Antecedentes sobran, recuerdan los memoriosos, al punto que bien podría decirse que se volvió una costumbre que a los nuevos jueces se les señale desde arriba a quién deben nombrar como secretario, función que viene a ser algo así como una puerta de entrada para luego hacer carrera en el Poder Judicial. "Una vez que te nombran secretario, hacés experiencia y quedás en óptimas condiciones para concursar para juez, con amplia ventaja sobre el resto", explicaron.

Uno de los consultados recordó el caso del Juzgado Civil 3: "Pocos años atrás, en la secretaría se generó una vacante cuando Arieto Alejandro Ottogalli accedió por concurso a la titularidad de un Juzgado en Colón. En su lugar nombraron sin concurso a Alejandro Centurión, a quien en el foro concordiense le atribuyen una relación de amistad con el hoy ministro Mauro Urribarri", explicaron.

Las tres fuentes coincidieron en remarcar que nadie considera un defecto ni mucho menos un pecado que sea designado un familiar de o amigo de. Pero con una condición: que haya demostrado sus capacidades y no que se lo cobije en la Justicia por lazos de familia o políticos.

Incluso, uno de los profesionales consultados valoró varios nombramientos realizados por concurso, aunque lamentó que esos aciertos convivan con estos otros casos donde el ingreso sigue siendo por la ventana.

"No es cualquier cosa ser miembro del Poder Judicial. Es una responsabilidad enorme. El patrimonio, el honor y la vida de los ciudadanos depende de los designados", remarcó.

Fuente: El Entre Ríos
Enviar Imprimir
ULTIMA EDICIÓN
Destacadas
Deportes
Servicios
Envianos
tu noticia
Las mas leídas
Analisis Digital | Director | Denuncias | Contáctenos |  Pagina de Inicio |  Agregar a Favoritos |