Bienvenidos a Semanario Analisis Digital
puntos
11/08/2017 -  tiempo  4' 19" - 3880 Visitas La pareja de la mujer ya está procesado por el hecho Abusos a una menor: el padre denunció penalmente a la madre por haber abusado de su hija
Click para Ampliar
Un padre denunció a la madre de su hija por ser coautora del delito de abuso contra la niña.
El padre de una menor denunció, en primera instancia, a la pareja actual de la madre por haber cometido abusos sexuales contra la niña. En su momento, tal como lo publicó ANALISIS DIGITAL, el padre señaló que su expareja protegía al padrastro de la niña sobre el cual recaía un proceso judicial por el delito de abuso sexual. La novedad en el caso es que el padre de la víctima denunció penalmente a la madre de la niña por haber sido coautora del delito de abuso sexual que se le adjudicó a su actual pareja. Además, se conoció la identidad del padrastro: Eduardo Jatón. El acusado deberá responder en un juicio oral durante el mes de octubre. El padre espera que se investigue a su expareja a raíz de la denuncia presentada durante el mes de julio. De ANALISIS DIGITAL

La historia de abusos comienza en el 2014. Tiempo después, el padre de la menor denunció a la pareja actual de su exmujer por cometer abusos sexuales en contra de su hija. De esa manera, Eduardo Jatón comenzó a ser investigado por la Justicia por el delito de "Abuso sexual gravemente ultrajante reiterado y agravado por el aprovechamiento de la situación de convivencia preexistente". Jatón deberá sentarse en el banquillo de los acusados en el marco del juicio oral y público en las audiencias programadas para los días 16 y 17 de octubre.

En su momento, el padre también señaló a la madre de la víctima -expareja del denunciante- por proteger a Jatón y ser parte de maniobras dilatorias que re-victimizaron a la niña. Sin embargo, el reclamo del padre llegó aún más lejos: decidió denunciar penalmente a su expareja por haber cometido delitos similares contra la niña. Ya no es la protección a su actual pareja, sino la coautoría de los hechos.

La denuncia, a la cual tuvo acceso ANALISIS DIGITAL, detalla el accionar de la denunciada y de manera explícita muestra declaraciones de la niña donde asegura que la madre la obligaba a mantener vínculos sexuales con ella y Jatón. Además, muestra una linealidad en el tiempo de los abusos denunciados entre el 2014 y el 2015.

Por su parte, el accionar judicial de la madre es insistente con la revinculación con su hija ya que debido a las denuncias del padre, se había impuesto un régimen de restricciones para que la niña no tenga contacto con su padrastro acusado de haber abusado de ella.

De hecho, el padre de la víctima se vio obligado a filmar una de las situaciones de re-vinculación entre la madre, su hija y el acompañamiento de una trabajadora social. Ese encuentro fue uno de los lugares donde la niña ratificó el presunto accionar de la madre. Por la grabación de dicho video, el padre fue denunciado y sobreseído por intromisión en el proceso de revinculación. Muchas veces, los padres encuentran en este tipo de metodologías la forma de sumar pruebas para determinar el delito de abusos sexuales contra los menores. Además, en el marco de la causa que lleva a juicio a Jatón, la niña relató dos veces en Cámara Gesell los hechos denunciados por su padre.

Cronología de una historia de abusos

Allá por 2014, una niña comenzó a sufrir abusos físico-psíquicos por parte de su padrastro -pareja de la madre- y le relató los hechos a su padre. Este último realizó la denuncia correspondiente ante la Defensoría de Pobres y Menores de Diamante, a lo cual la madre respondió con una réplica que pretendía impedir el contacto de la niña con su padre. En esa instancia, la madre obtuvo el beneficio de la tenencia pero con la restricción de que no podía convivir con el acusado -ahora procesado- de cometer los abusos contra la niña. Esto pasó en el mes de agosto.

Sin embargo, durante octubre del mismo año y a raíz de un informe del Programa Provincial de Prevención de la Violencia Familiar del Copnaf, se le restituyó la tenencia al padre puesto que la madre había realizado maniobras evasivas que pretendían encubrir que el acusado estaba conviviendo con la víctima a pesar de las medidas preventivas que habían indicado las autoridades competentes. De hecho, las profesionales del Copnaf habían detectado e informado que la niña había sufrido manipulaciones para lograr la convivencia con el acusado y que no le cuente lo que pasaba a su padre.

La niña ratificó en dos oportunidades los hechos en el marco de una Cámara Gesell y ante profesionales de la salud mental. Esto logró que la Justicia avance en el procesamiento del padrastro, quien deberá comparecer ante la justicia en el marco del juicio oral y público dispuesto para octubre de este año.

Para el padre es sospechoso el rol que ha adoptado la Justicia en reiteradas ocasiones. En primer lugar, puso el énfasis en la decisión del juez de Transición Nº3 Gustavo Maldonado, quien aceptó -en su momento- otorgarle lugar a la madre como querellante de la causa que se dirige en contra de su actual pareja y la cual intentó encubrir al acusado y ahora está denunciada penalmente. Para el padre de la víctima, en ese fallo yace un hecho que pretende “limpiar” de responsabilidades a la madre, con el objetivo de “revincularla” con la hija. El punto de inflexión sigue siendo el padrastro, procesado por el delito que cuando era acusado logró torcer la decisión de la Justicia -gracias a la colaboración de la madre de la víctima- y convivir con la niña. Otra queja de la querella es la demora de la causa y que no le permiten incluir pruebas en el proceso para ampliar responsabilidades.
Enviar Imprimir
ULTIMA EDICIÓN
Deportes
Servicios
Envianos
tu noticia
Las mas leídas
Analisis Digital | Director | Denuncias | Contáctenos |  Pagina de Inicio |  Agregar a Favoritos |