Bienvenidos a Semanario Analisis Digital
puntos
13/08/2017 -  tiempo  1' 39" - 704 Visitas Causas y azares ¿Nos acostumbramos a…?
Click para Ampliar
Jamás permitas que te anestesie tanta afrenta disfrazada de burdas, absurdas costumbres…
Nos acostumbramos a… la corrupción…La mentira desembozada…La hipocresía…La violencia de género…La desaparición de la gente…La corrupción de menores… La desigualdad de oportunidades…La ausencia del buen amor…Que las embarazadas viajen paradas….Que los abuelos hagan colas interminables bajo el sol y la lluvia.
Que no haya clases al inicio del año escolar y que aún no las haya en Río Gallegos
Que prescriban ciertas causas judiciales
Que en cambio no prescriban los procesos de Diego contra Claudia.
Que no nos enoje oír el himno en vergonzoso murmullo, y despierte admiración la garra vocal ajena, cuando cantan los suyos.

Que haya leyes incompletas y responsables de completarlas, dormidos en sus bancas.
Que aceptemos “destinos” inmerecidos y posterguemos mansamente el derecho a diseñar nuestros propios destinos.

Que las tribunas de fútbol discriminen a extraños de propios y avalen el derecho de admisión.
Que se pueda ir a un recital de bandas extranjeras, y todo un desafío, riesgo de vida, asistir a uno con bandas locales.
Que se repita hasta el cansancio que Argentina es un país rico, cuando los pobres se multiplican.

Que se haya naturalizado el malestar y que se confunda bienestar con estar bien.
Que se reconozca una grieta abismal y que haya tipos con palas y pico cavando profundo.
Que se abandonen los sueños que nos mantienen vivos.
Que se pueda dejar de honrar a nuestros muertos...

Algunos, no importa cuántos… no nos acostumbramos, ni acostumbraremos nunca, por eso…

Jamás le niegues una sonrisa a la vida. Sin que sea garantía de encontrar la eternidad por ello. Molesta quien sonríe… Irrita.

Jamás llegues sólo a ese lugar bien merecido que tercamente buscamos hasta encontrarlo. Molesta quien llega a la meta y osa cruzarla. Enoja.

Jamás asistas a la muerte súbita de la esperanza. Molesta saber que no eres cómplice ni responsable de que eso suceda. Decepciona.

Jamás permitas que te anestesie tanta afrenta disfrazada de burdas, absurdas costumbres…
Despierta, siempre ¡despierta!... ¡cuánto molesta!...
Enviar Imprimir
ULTIMA EDICIÓN
Deportes
Servicios
Envianos
tu noticia
Las mas leídas
Analisis Digital | Director | Denuncias | Contáctenos |  Pagina de Inicio |  Agregar a Favoritos |