Bienvenidos a Semanario Analisis Digital
puntos
07/12/2017 -  tiempo  1' 37" - 300 Visitas Olor nauseabundo Siguen los problemas con el servicio de agua en Colonia Avellaneda y San Benito
Click para Ampliar
El agua que sale de las canillas de las localidades linderas a Paraná.
Los vecinos siguen buscando distintas vías de reclamo para que las autoridades le den una solución al servicio esencial de agua potable. En las localidades de Colonia Avellaneda y San Benito el servicio es realmente preocupante: el agua se distribuye sin el tratamiento correspondiente y los vecinos la consumen poniendo el riesgo su salud. La alternativa, es gastar más de mil pesos por mes para poder consumir agua en condiciones acordes al resguardo de la salud humana. Esto "provoca que tengamos días con agua con barro u olor nauseabundo como a huevo podrido producto de que la misma se descompone en las galerías al no usarla por uno o dos días en un tramo de cañería", señaló un vecino. Además, explicó que el agua "no sirve ni para lavar la ropa". El vecino explicó que “está cansado de reclamar y estamos desahuciados”. Mediante una petición publicada en la plataforma change.org, un vecino de la zona de Colonia Avellaneda comenzó una recolección de firmas para pedir la extensión de la red de agua dulce potable a las localidades de Colonia Avellaneda y San Benito. “Son cerca 1.000 pesos por mes que tenemos que gastar aparte de los 300 a 350 que nos cobra la cooperativa, que no sirve ni para lavar la ropa”, se quejó el impulsor de la iniciativa, que prefirió reservar su identidad por temor a algún tipo de represalias.

“Es necesaria la extensión de agua dulce potable a las localidades de Colonia Avellaneda y San Benito, ya que las actuales (sic) son de pozo, extrayéndolas con bombas y automáticamente, sin un tratamiento, son distribuidas a la red, lo que provoca que tengamos días con agua con barro u olor nauseabundo como a huevo podrido producto de que la misma se descompone en las galerías al no usarla por uno o dos días en un tramo de cañería”. Esa denuncia acompaña el texto de la petición publicada en la plataforma virtual change.org que, hasta el momento de esta publicación, llevaba recolectadas 2.145 firmas.

“Uno está cansado de reclamar y estamos desahuciados”, dijo a Aim Digital el vecino impulsor de la iniciativa.

“El agua en todo momento sale con olor a huevo podrido. Es un desastre, nosotros tenemos dispenser de agua para consumo porque es vergonzosa la calidad. Probamos con filtros pero no funcionan”, comentó.

Esta situación genera un considerable gasto extra a las familias de la zona, al punto tal que, según denunció, les implica erogaciones de alrededor de 1.000 pesos por mes, sumados a los 300 a 350 que cobra la cooperativa de agua potable. Y sin embargo, aseguró, el agua “no sirve ni para lavar la ropa”.
Enviar Imprimir
ULTIMA EDICIÓN
Destacadas
Deportes
Servicios
Envianos
tu noticia
Las mas leídas
Analisis Digital | Director | Denuncias | Contáctenos |  Pagina de Inicio |  Agregar a Favoritos |