Bienvenidos a Semanario Analisis Digital
puntos
13/01/2018 -  tiempo  4' 18" - 781 Visitas Fue detenido por lavar dinero de la droga El segundo de Balcedo tendría nexos con el cartel narco paraguayo que robó una avioneta en Victoria
Click para Ampliar
El segundo de Balcedo tendría nexos con el cartel narco paraguayo que robó una avioneta en Victoria.
Un nuevo engranaje en el entorno del titular del Sindicato de Obreros y Empleados de Minoridad y Educación (SOEME), Marcelo Balcedo, aparece ligado al narcotráfico. Darío Crocco, uno de los imputados junto con Mauricio Yebra, mano derecha y supuesto testaferro del sindicalista, fue detenido con prisión domiciliaria en otra causa ligada a un cartel narco de Pedro Juan Caballero, en Paraguay, que participó del extraño robo de una avioneta del aeroclub de Victoria, en Entre Ríos. La Justicia Federal de Rosario investiga todas estas conexiones que dispararon fuertes sospechas cuando se descubrió el 4 de enero pasado en Maldonado, Uruguay, una serie de propiedades y autos lujosos en poder del titular del Soeme y su pareja, Paola Fieges, quienes están detenidos en Montevideo.
Crocco, según el expediente 10.315/15, está ligado a la trama de Balcedo y Yebra a través de la compra de autos para lavar dinero del narcotráfico, entre los que se encuentra la banda de Los Monos. Pero a su vez este hombre de 50 años, que vive en el macrocentro de Rosario, aparece involucrado en otro caso que tiene relación directa con una organización internacional que tiene base en el centro neurálgico de la producción de marihuana en América del Sur, como es Pedro Juan Caballero, en el norte de Paraguay.

La Justicia Federal de Rosario investiga todas estas conexiones que dispararon fuertes sospechas cuando se descubrió el 4 de enero pasado en Maldonado, Uruguay, una serie de propiedades y autos lujosos en poder del titular del Soeme y su pareja, Paola Fieges, quienes están detenidos en Montevideo.

En esa causa que investiga el juez platense Ernesto Kreplak se ordenaron allanamientos en Maldonado y en La Plata por supuesta asociación ilícita y lavado de dinero. También fue detenido Mauricio Yebra, sospechado de ser uno de los testaferros de Balcedo e imputado en otro expediente en Rosario por supuesto lavado de dinero del narcotráfico.

En la causa que investiga el juez Federal Marcelo Bailaque de Rosario surgen los supuestos nexos con la banda de Los Monos a través de la compra de autos para blanquear dinero de origen dudoso.

En ese entramado liderado por Yebra aparecen también otros personajes ligados al narcotráfico. Uno de ellos es Javier Fernández, a quien las denuncias presentadas por la Unidad de Información Financiera (UIF) apuntan como supuesto "testaferro de la banda de Los Monos".

Según el expediente, Fernández registró tres autos de alta gama en la compañía de seguros La Mercantil Andina SA, cuyos titulares son Darío Crocco (patente EWI506); Paola Fiege, pareja de Balcedo (patente FVI932), y Verónica Fossati (dominio CXG916).

Yebra registró nueve vehículos en esa compañía de seguros. Uno es un BMW Z4 (dominio JIB107) cuyo titular es un empresario del rubro gastronómico que vive en un country de la localidad de Funes, en las afueras de Rosario, que tiene -según el expediente 10.315/15- "relación con Lorena Verdún", viuda de Claudio Cantero, alias "Pájaro", asesinado el 26 de mayo de 2013.

Verdún está siendo juzgada en Rosario junto con el resto de la banda de Los Monos por asociación ilícita. La Fiscalía pidió para ella una pena de seis años de prisión efectiva.

La conexión entre Yebra, mano derecha de Balcedo, y Crocco llamó la atención en la Justicia. "Se suman elementos de que esta organización que lavaba dinero tenía contactos estrechos con bandas narco importantes", apuntó una alta fuente judicial.

Crocco fue detenido en abril en Rosario como uno de los protagonistas del robo de una avioneta del aeroclub de Victoria, Entre Ríos, que se concretó en febrero pasado. En la investigación se presume que ese robo fue por encargo de un cartel de droga de Pedro Juan Caballero.

El caso fue revelado el 10 de julio último, luego de que la aeronave robada apareciera en los Esteros del Iberá, en Corrientes. Los ladrones tuvieron un desperfecto y tuvieron que hacer un aterrizaje de emergencia entre los pastizales y no lograron cruzar a Paraguay, como era el objetivo.

Crocco se encargó de hacer el trabajo de inteligencia previo al robo. Fue varias veces al aeródromo para detectar si el predio tenía seguridad y alarmas. Se presentó allí con la excusa de querer alquilar una avioneta para una despedida de solteros. Unos días después se produjo el asalto protagonizado por dos paraguayos y dos argentinos con armas de guerra.

Crocco fue detenido en Rosario junto con un cómplice, Gabriel Quiróz, de 48 años, instructor de paracaidismo, que de manera extraña se "suicidó" en su casa, donde estaba con prisión domiciliaria. Murió después de recibir la visita de un hombre de nacionalidad paraguaya.

Uno de los pilotos, Bernardino González, de 29 años, quien tenía pedido de captura internacional, fue asesinado en Encarnación, Paraguay, el 3 de diciembre pasado, por dos sicarios que lo mataron de tres disparos en la cabeza y después lo degollaron. La policía paraguaya detuvo como autor del crimen por encargo a Luis Delvalle, de 32 años, quien estaba buscado por otros homicidios. En Cambyretá lo llaman el "Psicópata".

Crocco, Yebra y Fernández serán indagados la semana próxima por el juez rosarino, por pedido de la fiscalía y luego de que la Cámara Federal de Rosario exigiera a los funcionarios judiciales mayor celeridad en la investigación, que lleva más de dos años.

Fuente: La Nación
Enviar Imprimir
ULTIMA EDICIÓN
Destacadas
Deportes
Servicios
Envianos
tu noticia
Las mas leídas
Analisis Digital | Director | Denuncias | Contáctenos |  Pagina de Inicio |  Agregar a Favoritos |