Bienvenidos a Semanario Analisis Digital
puntos
15/05/2018 -  tiempo  3' 45" - 2610 Visitas Formalizó el acuerdo de juicio abreviado y aceptó la comisión de delitos Bustamante reconoció que parte del dinero de publicidad debía retornarlo a la imprenta de Juan Pablo Aguilera, cuñado de Urribarri
Click para Ampliar
El acuerdo se formalizó este mediodía frente al juez Bonazzola.
Jesús José María Bustamante formalizó este mediodía el acuerdo de juicio abreviado en la denominada causa de la vaca, registró ANÁLISIS DIGITAL. El empresario publicitario aceptó 2 años y 8 meses de prisión condicional, más 96 horas anuales de trabajo social durante dos años, y una multa de 90.000 pesos que abonará en cuotas de 15.000 pesos. Bustamante reconoció frente al magistrado que parte del dinero que cobraba por contratos publicitarios entregados a su empresa, debía retornarlo a la imprenta de Juan Pablo Aguilera. Asimismo, el fiscal Gonzalo Badano sostuvo que casi la totalidad de la publicidad de calle entre 2010 y 2015, fue direccionada sin objeciones por el ex gobernador Sergio Urribarri y el ex ministro de Cultura, Pedro Báez a las imprentas de Aguilera y las empresas publicitarias de Bustamante y Hugo Fernando Montañana. Uno de los roles claves que se destacó en la operatoria de direccionamiento y retorno fue el de la contadora Corina Cargnel. También se subrayó el modo en que se valieron de certificaciones truchas para dar cuenta del cumplimiento de los contratos. N.B. de ANÁLISIS DIGITAL

El voluminoso legajo fue acarreado este martes a mediodía a la sala donde se formalizó el acuerdo de juicio abreviado con Jesús José María Bustamante, en el marco de la denominada causa de la vaca. Cajas y cajas apiladas, partes del expediente acordonadas y carpetas de archivo fueron dispuestas en la sala de audiencias número 4, frente al juez Ricardo Bonazzola.

La audiencia comenzó a las 12.45 con la presentación de las partes. Estaba en representación de la Fiscalía Gonzalo Badano y por otro lado Bustamante y su abogado Gastón Rosemberg.

Bustamante reconoció el viernes último, ante el Ministerio Público Fiscal, haber sido participe primario de los delitos de negociaciones incompatibles con la función pública, peculado y fraude entre 2010 y 2015, en connivencia con el ex gobernador Urribarri, el ex ministro Báez, Juan Pablo Aguilera y otros en la causa de la vaca. Pero recién este martes se formalizó ese acuerdo frente al juez.

Según refrescó el fiscal a los presentes, en la causa se investigó la sustracción de fondos públicos a través de contrataciones de publicidad para beneficiar al cuñado y los testaferros del ex gobernador. “Entre 2010 y 2015, absorbieron casi la totalidad de la publicidad en la vía pública. Y Bustamante y Montañana se comprometieron a retornar parte del dinero percibido a Juan Pablo Aguilera. Para eso tuvo un rol fundamental la contadora Corina Cargniel”, señaló Badano y agregó: “Ella se comunicaba con empleados del Ministerio de Cultura y luego avisaba a Bustamante cuando había un contrato. Además, ella era la encargada de reenviar las fotos para certificar el cumplimiento de la publicidad. Cargniel también le indicaba a Bustamante cuándo tenía que facturar y le pedía los retornos a través de un denominado sistema de compensación”.

Badano indicó asimismo que “Aguilera tenía el monopolio de la publicidad con el Ministerio”, y graficó que cuando hicieron allanamientos en la imprenta, secuestraron “hojas en blanco en la oficina de Cragniel que tenían el logo de la empresa de Bustamante y estaban firmadas por Bustamante al pie”. “Desde la imprenta de Aguilera se manejaban los contratos de Bustamante. Allí se fijaban los precios que nunca fueron cuestionados por nadie”, acotó.

El representante del MPF también mencionó a “Florencia de la Guelfa, una empleada del Ministerio de Cultura” que estaba al tanto de los manejos irregulares. “De todo esto hay constancias en las comunicaciones telefónicas y por mails. Aguilera era el verdadero dueño de las empresas. Después que Bustamante cobrara alguna orden de publicidad, por mail se pedían transferencias para la empresa de Aguilera”, apuntó y luego leyó conversaciones de Whatsapp que dejan en evidencia a Bustamante y Cargniel.

Badano también hizo referencia a las certificaciones truchas del cumplimiento de los contratos a través de fotos repetidas o retocadas con el programa de edición Photoshop. El fiscal dijo que en los cinco años que comprende la investigación judicial, la defraudación con certificaciones truchas en el caso de Bustamante casi alcanzó los 4 millones de pesos. Y para todos los casos y la defraudación calculada en la totalidad de la causa, a través de certificaciones truchas, supera los 12 millones de pesos. “Había una estructura montada para llevar a cabo todo esto”, resaltó Badano, finalizando su intervención.

Por último, el juez Bonazzola detalló los puntos que comprenden la condena a cumplir por parte de Bustamante. El acuerdo es por 2 años y 8 meses de prisión condicional, más una multa de 90.000 pesos que será abonada en cuotas de 15.000 pesos, 96 horas anuales de trabajo social durante dos años y deberá abstenerse de molestar a cualquier persona que está interviniendo en la causa, por ejemplo testigos.

Bustamante reconoció los hechos, aceptó la pena y dijo que no fue obligado o presionado a aceptar el acuerdo. La sentencia completa se leerá el 24 de mayo a las 12.

(Foto: ANÁLISIS DIGITAL)
Enviar Imprimir
ULTIMA EDICIÓN
Destacadas
Deportes
Servicios
Envianos
tu noticia
Las mas leídas
Analisis Digital | Director | Denuncias | Contáctenos |  Pagina de Inicio |  Agregar a Favoritos |