Bienvenidos a Semanario Analisis Digital
puntos
12/07/2018 -  tiempo  3' 34" - 598 Visitas El gobierno no quiere pagar el 15 por ciento Los becarios del Conicet reclaman que se les pague el aumento salarial acordado
Click para Ampliar
“Investigar es trabajar”, aseguraron los becarios del Conicet.
Alrededor del 50 por ciento de la planta del Conicet está compuesto por becarios que forman parte activa de las investigaciones. Su situación es irregular puesto que no tienen vinculación con el estado y no reciben un salario, pero si un estipendio por sus tareas investigativas desarrolladas en el organismo. El aumento de dicho monto se establece por la paritaria del gremio de UPCN, que en el último acuerdo se fijó un 15 por ciento de aumento a pagar en tres tramos. Sin embargo, el Conicet no ha pagado ni ha mostrado voluntad de hacerlo y toda la planta de becarios sufre el atraso en el pago de sus estipendios. "Investigar es trabajar, hacemos nuestras tareas cotidianas son la investigación científica y publicamos trabajos científicos en revistas, hacemos experimentos, salimos a trabajar al campo", explicó Malena Maroli, becaria del Conicet que realiza sus tareas en la ciudad de Diamante. En esa línea, lamentó: "Somos una parte importante del Conicet porque somos la mitad del organismo" y reclamó: "Investigar es trabajar".
Por JCB de ANALISIS DIGITAL

Este miércoles se realizó una asamblea de becarios del Conicet en la ciudad de Santa Fe. El motivo se basó en la necesidad de gestar un plan de lucha que se oponga a la negativa del organismo a pagarle a los becarios el aumento del 15 por ciento acordado en paritarias y también analizar el marco general de recortes presupuestarios a la ciencia, la tecnología y la educación.

En cuanto a lo particular, los becarios necesitan una actualización de sus estipendios porque han quedado retrasados por la devaluación del peso y el incremento de los precios. "Lo que nos motivó a los becarios a juntarnos, es un reclamo salarial, que esta en el marco de algo más grande que es un recorte presupuestado", expresó Maroli.

"Este último mes estuvimos bastante activos porque nos enteramos de que el Conicet no quería pagarnos el último aumento acordado con UPCN del 15 por ciento. Nos estaban dejando afuera de un acuerdo salarial que ya es de por si muy bajo. Los becarios representamos aproximadamente el 50 por ciento del Conicet, entonces somos casi la mitad del organismo y nos decían que no tenían plata para pagarnos", aseguró la becaria en declaraciones a FM Universidad.

Maroli desempeña sus tareas en la ciudad de Diamante, dedicada a la ecología y trabajos sobre la flora y fauna de nuestra provincia. Es egresada de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y explicó como se componen los equipos de investigación del Conicet: "Los grupos de investigación se estructuran con becarios, técnicos, directores de laboratorios pero en general los becarios somos todos los que entramos después de estar graduados a hacer una trayectoria de investigación. Nosotros hacemos innovación científica, somos la base de la pirámide, sin becarios no podría ser posible llevar adelante investigaciones científicas".

"Nosotros no tenemos salario como cualquier otro trabajador, sino que tenemos algo que se llama estipendio, que es el pago que recibimos por nuestro trabajo de investigación. Estamos en una figura intermedia, por eso en las negociaciones siempre nos colamos por la ventana. Nosotros no tenemos ningún tipo de relación con el Estado, la figura de becario es una persona que recibe un estipendio por su dedicación exclusiva a una investigación. El estipendio era una manera de ayudarte mientras estabas formándote, pero los tiempos fueron cambiando y por eso nosotros decimos que investigar es trabajar, porque quisiéramos tener los mismos derechos que otros trabajadores", afirmó.

En esa línea, explicó: "No tenemos licencia por enfermedad, la licencia por maternidad se logró hace pocos años, no tenemos aguinaldo ni aportes jubilatorios. Esto es un impedimento a futuro, porque si no tenes otro trabajo en blanco y no seguís la carrera en el Conicet, son cinco años que nosotros estuvimos laburando a full en ciencia y técnica y no tenemos antigüedad por esos años. Somos personas en edad activa, uno termina el doctorado si sale todo bien a los 35 años".

En cuanto a las horas por día de trabajo, Maroli describió: "Cuando ingresamos a Conicet debemos firmar una declaración jurada sobre las horas que vamos a trabajar, todos ponemos ocho horas por día, las cuarenta horas semanales que es lo que te exige Conicet, pero en realidad son mucho más. Por ejemplo, yo que trabajo en ecología y si tengo que salir al campo a hacer mi trabajo de muestreo, la realidad es que me ha tocado fines de semana, feriados, no importa, si están las condiciones meteorológicas y tenes el equipo a mano, vos salís. La verdad es que hay muchas horas extras. A veces te pasa que los primeros tres años del doctorado era mucho más a full y ahora son 10/12 horas de escritura sobre lo investigado. Además, tratamos de que haya publicaciones en revistas especializadas, es un laburo fulltime".

Enviar Imprimir
ULTIMA EDICIÓN
Destacadas
Deportes
Servicios
Envianos
tu noticia
Las mas leídas
Analisis Digital | Director | Denuncias | Contáctenos |  Pagina de Inicio |  Agregar a Favoritos |