Bienvenidos a Semanario Analisis Digital
puntos
13/09/2018 -  tiempo  4' 10" - 166 Visitas Respondió a algunas de las exigencias estudiantiles Andrés Sabella: “Sabemos que en momentos de crisis a nuestros estudiantes se les multiplican las dificultades para seguir cursando”
Click para Ampliar
El rector firmó un documento junto a su vice rectora, Gabriela Andretich.
El rector de la UNER, Andrés Sabella, emitió un documento en el cual responde parcialmente a las demandas del claustro estudiantil y más precisamente a las exigencias del estudiantado de la Facultad de Ciencias de la Educación. "Sabemos que en momentos de crisis a nuestros estudiantes se les multiplican las dificultades para seguir cursando, les resulta muy difícil afrontar los costos de sus estudios", dijo el texto enviado a ANALISIS DIGITAL. En esa línea, aseguró que desde el rectorado se tomó la decisión de incrementar las becas previstas para 2018 de manera extraordinaria, se aumentó la partida destinada para los comedores universitarios con el objetivo de que no se aumente el valor del plato de acá hasta marzo y la entrega de resmas de papel para las fotocopiadoras de cada casa de estudios. Por JCB de ANALISIS DIGITAL

juan_cruz_butvilofsky@hotmail.com


En el marco de la lucha estudiantil que le exigió al rector Sabella una serie de políticas para paliar la situación de ajuste, el titular de la UNER y su compañera de gestión, Gabriela Andretich, emitieron un documento en el cual se informó cuales son las decisiones que adoptó la Universidad en este contexto de ajuste presupuestario realizado por el gobierno nacional.

"La abrupta devaluación del peso en estas últimas semanas y la suba de la expectativa inflacionaria para lo que resta del año agrava los problemas presupuestarios que venimos señalando un grupo mayoritario de rectores de universidades nacionales, haciendo peligrar los sistemas de becas, la renovación de equipamiento (en muchos casos importados), el desarrollo de acciones vinculadas a la extensión, la investigación, la continuidad de planes de infraestructura, etc", explicó el documento rubricado por las máximas autoridades de la UNER.

Sabella y Andretich explicaron que esta situación se agravó gracias a las últimas medidas de ajuste "tales como la eliminación de ministerios y despidos de trabajadores" y que eso "nos interpela como Universidad en general y como autoridades en particular".

"Es en función de esto que desde la Universidad se profundizarán muchas de las acciones vinculadas con los sectores más vulnerables de nuestra población y se seguirán apoyando aquellas acciones que realicen los distintos claustros universitarios en defensa de la Universidad, garantizando el máximo respeto a los derechos individuales y laborales de nuestros trabajadores y de toda la sociedad y sosteniendo el desarrollo de las actividades académicas, de extensión e investigación previstas para este año", explicó el documento.

Las autoridades aseguraron que creen "necesario analizar la necesidad de reorientar nuestro presupuesto universitario a la luz de las urgencias del corriente año". "Sabemos que en momentos de crisis a nuestros estudiantes se les multiplican las dificultades para seguir cursando, les resulta muy difícil afrontar los costos de sus estudios", reconocieron Sabella y Andretich.

"Es por esto que desde la Universidad, a las políticas de bienestar estudiantil previstas para el 2018 que implicaban el otorgamiento de 754 becas le hemos adicionado 162 becas extraordinarias para que los alumnos beneficiarios tengan asegurado el almuerzo desde agosto a diciembre en los comedores de la universidad", explicó el documento.

Además, señalaron que desde el rectorado se tomó la decisión de aumentar de manera extraordinaria el presupuesto para los comedores universitarios. La misma es de 500 mil pesos y según las autoridades esto permite "cubrir la diferencia entre el valor de cada comida que se cobra actualmente y el costo del servicio" y de ese modo se pretende "garantizar que hasta marzo de 2019 no se aumente el valor del plato a los estudiantes".

"Estamos entregando a las fotocopiadoras partidas extraordinarias de resmas de papel para que se pueda seguir accediendo al servicio de fotocopiado a los mismos valores que en el primer cuatrimestre", señalaron las autoridades y adujeron que esto implica una inversión adicional de 100 mil pesos.

"Estamos trabajando junto a la FUER (Federación Universitaria de Entre Ríos) y los coordinadores de bienestar estudiantil en el estudio completo del actual sistema de becas de la universidad con el objeto de realizar las reformulaciones que se consideren necesarias. Este proyecto será consensuado con los consejeros superiores estudiantiles ante de ser elevado al Consejo Superior en el mes de octubre", agregó el texto.

Aseguraron que el rectorado llevará una propuesta al Consejo Superior para realizar un "aumento extraordinario" de las becas a partir de octubre para el cual se tomará "como referencia los aumentos que se otorguen para los auxiliares alumnos y respetando las relaciones porcentuales y topes que oportunamente aprobara la Comisión de Bienestar Estudiantil del Consejo Superior".

El documento tuvo la pretensión de dar respuestas a los y las estudiantes de la FCE-UNER que desde la toma del edificio de la casa de estudios le plantearon una serie de exigencias a las autoridades. La firma de Andretich no fue casual, la vicerrectora es parte de la comunidad académica de la FCE-UNER y parte de la actual gestión que conduce la casa de estudios.
Enviar Imprimir
ULTIMA EDICIÓN
Destacadas
Deportes
Servicios
Envianos
tu noticia
Las mas leídas
Analisis Digital | Director | Denuncias | Contáctenos |  Pagina de Inicio |  Agregar a Favoritos |